La acogida es uno de los aspectos más característicos de toda la tradición monástica. Fieles a esta tradición, tenemos abierta una hospedería en la que recibimos a todas aquellas personas que buscan encontrarse consigo mismas y con Dios. Ofrece un espacio y un tiempo de silencio e intimidad en el corazón de la ciudad.

Además, ofrecemos:

  • Atención, escucha y orientación para el tiempo de retiro.
• Posibilidad de discernir tu llamada a la vida monástica
• Espacios para encuentros de parroquias, grupos de catequesis y cominidades cristianas.
• Capilla.

• Salas y despachos para entrevistas.
• Participación en la oración litúrgica de la Comunidad

Capacidad de la hospedería:
10 habitaciones. Abierta durante todo el año. Es necesario concretar previamente con la Hermana Hospedera.